domingo, 19 de diciembre de 2010

Los hombres que no amaban a las mujeres


por: Denisse Cardona

Harriet Vanger desapareció hace 36 años durante un carnaval de verano en la isla sueca Hedeby, propiedad prácticamente exclusiva de la poderosa familia Vanger. A pesar del despliegue policial, no se encontró rastro de la muchacha de 16 años. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? Nadie lo sabe: el caso está cerrado, los detalles olvidados.
Pero hay quien sigue recordando a Harriet, su tío Henrik Vanger, un empresario retirado, ya en el final de su vida y que vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir.
En las paredes de su estudio cuelgan 43 flores secas y enmarcadas. Las primeras 7 fueron regalos de su sobrina. Las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños, de forma anónima, desde que Harriet desapareció.
Vanger contrata a Mikael Blomkvist, periodista de investigación y alma de la revista Millennium, una publicación dedicada a sacar a la luz los trapos sucios del mundo de la política y las finanzas. Mikael no está pasando un buen momento: está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia. Detrás de la querella está un gran grupo industrial que amenaza con derrumbar su carrera y destruir su reputación. Así que acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la investigación de la desaparición de su sobrina e intentar tirar de algún cabo suelto.
Un trabajo complicado para el que recibe el regalo inesperado de la ayuda de Lisbeth Salander, una investigadora privada nada usual, incontrolable, socialmente inadaptada, tatuada y llena de piercings, y con extraordinarias e insólitas cualidades como su memoria fotográfica y su destreza informática.
Así empieza una novela que es la crónica de la guerra interna de una familia, un fresco fascinante del crimen y del castigo, de perversiones sexuales, de trampas financieras, un entramado violento y amenazante entre el que sin embargo crece una tierna y frágil historia de amor. Una historia de amor entre la que será la pareja más memorable de la literatura criminal.

Opinión personal
 “Los hombres que no amaban a las mujeres es la primera de la trilogía llamada Millennium, una lástima que ya el escritor no se encuentre entre nosotros (murió en el 2004) para seguirnos deleitando. Falleció inesperada y trágicamente de un ataque al corazón, días después de entregar a su editor el tercer volumen de la trilogía Millennium y poco antes de ver publicado el primero.
Está catalogada bajo el género de novela negra que según Wikipedia es un tipo de novela policíaca en la que la resolución del misterio no es el objetivo principal; que es habitualmente muy violenta y las divisiones entre el bien y el mal están bastante difuminadas. La mayor parte de sus protagonistas son individuos derrotados, en decadencia, que buscan encontrar la verdad o por lo menos algún atisbo de ella (mejor explicación no hay).

Estuve leyendo por ahí que Stieg Larsson era un bebedor asiduo de café, ¿será por eso que en toda la novela la palabra café estuvo unas 160 veces? Todos los personajes bebían a cada hora café, me la pasé toda la novela con dolor de cabeza (no tolero la cafeína). Pienso que el buscador de palabras de mi computadora se equivocó, porque juraría que la vi como 800 veces.

Al que no le guste leer se espantaría al saber que la novela tiene 672 páginas, pero en el caso de ésta novela, las páginas se van volando literalmente, ya que te engancha. No es de esas historias que se extienden mucho con las narraciones (que para describirte una habitación se le van tres páginas como mínimo) y tampoco usa palabrería exagerada. Su lenguaje es sencillo y fácil de leer, para esos que no están acostumbrados. La trama es ágil, fluye y no se estanca. Éste no es mi género preferido de novelas, ya que me gusta la romántica (para leer porque adoro el terror en películas), pero me llaman mucho la atención los thrillers. Cuando uno termina un capitulo de algún libro dices: bueno ahora hago una pausa para seguir después. Pero ésta novela te intriga tanto que tienes que seguir. Definitivamente una excelente novela.

Bueno los dejo porque voy a ver la película, que no creo que supere al libro, pero algo es algo.

4 comentarios:

Mandarina dijo...

Sólo he visto la primera peli pero no he leído ninguno de los libros...


Mandarina
http://www.librosconalma.com

Denisse Cardona dijo...

Hola Mandarina, pues creeme que la pelicula es muy distinta al libro, me puse a verla y cambiaron muchas cosas, a parte que cortaron casi todo..

Rachel Antúnez Cazorla dijo...

A mí la película comparada con el libro no me hizo ninguna gracia, está bien, pero nada que ver.

He de confesar que solo pude leerme los dos primeros libros, que casi los devoré, pero el tercero de la saga se me hizo cuesta arriba y lo dejé a medias.

Denisse Cardona dijo...

La peli nada que ver..estoy por leerme los libros siguientes, pero lo haré más adelante, un beso